POLICIAL

Red Uno Bolivia.- El ministerio público y la policía intervinieron la clínica donde operaron a la joven madre de 29 años, Kimberly Claros Fajardo, quien perdió la vida después de varios días de estar en terapia intensiva tras un cuadro de muerte cerebral. El ministerio público y la policía investigan el delito de lesiones gravísimas y homicidio culposo.

“El ministerio público va investigar cuales fueron las causas y los móviles de esta persona para que pierda la vida”, dijo a Red Uno de Bolivia, la fiscal Margot Vargas, quien investiga la muerte de la madre.

El abogado de la familia, Edgar Soliz, dijo que la madre fue intervenida en una cesaría.

“Le sacaron una radiografía y detectaron un elemento extraño en el cuerpo y le hicieron un raspaje. El médico para deslindarse de responsabilidad la envió a la maternidad”, dijo el abogado.

Por su parte, el ministerio público ya identificó al médico que operó a la madre y será citado en las próximas horas para que declare lo sucedido el pasado 16 de noviembre, cuando Kimberly Claros Fajardo de profesión abogada, fue a la clínica para dar a luz a su bebé pero no salió con vida.

Entre tanto, hasta la morgue municipal llegó el cuerpo de Kimberly Claros, ella deja dos hijos en la orfandad, un bebe de 20 días de nacido y una niña de tres años, misma que está recibiendo tratamiento psicológico.

“Nunca nos dijeron que el caso era crítico. El médico la hizo ingresar, no por los conductos regulares. Los médicos me dicen que tenían que quitarle la matriz o se muere. Pido justicia”, dijo Javier Rojas, ahora viudo de Kimberly Claros.

También te puede interesar: Continúa el paro médico y Senado no trata artículo 205

 

Compártelo en redes sociales