Tu dinero me retiene en la calle” es el lema del programa que busca reducir la cantidad de niños que se ubican en las rotondas y cruces de las avenidas para pedir colaboración, esperando que la población entienda que esto los motiva a seguir en aquellos lugares exponiéndose a todo tipo de riesgos.

Para ello se realizó un censo infantil, en el que se identificó a 200 niños que viven en situación de calle y 500 que tienen riesgo social, que indica que son sus padres quienes los dejan en determinados lugares para explotarlos pidiendo limosnas.

El segundo programa se llama “Mercados amigos de la niñez”, consiste en un espacio de protección a los niños que están en el mercado y sus alrededores; en estos lugares se da apoyo escolar y se los ayuda con sus tareas. Los espacios son otorgados por los padres gremialistas con su consentimiento por lo que se espera que esto ayude a reducir el trabajo de menores en los mercados en donde la actividad es vista como normal.

Compártelo en redes sociales