A través de un contacto telefónico Valerio Sánchez, hermano del chofer fallecido del bus expreso Tupiza, que cayó a un barranco la madrugada del pasado domingo en Bermejo y donde murieron 7 personas, dijo que Wilfredo Sánchez Espinoza, conducía sobrio y no como dice la policía de tránsito, en estado de ebriedad.

No estaba borracho, él no toma, dijo Valerio Sánchez, quien además indicó que tenía la función de chofer de relevo en el bus. “No hace mucho había manejado, yo conduje todo el camino”, acotó en la entrevista telefónica.

El coronel Constantino Sejas, director de tránsito, afirmó que el análisis realizado en Wilfredo Sánchez Espinoza, chofer del bus expreso Tupiza, dio a positivo en alcoholemia. Esta situación es negada por el hermano del chofer titular del bus, quien asegura que su hermano solo había manejado 2 horas.

Él venía entre 60 a 80 km por hora. Para mí fue que por no chocar al camión salió de su carril”, aseguró su hermano quien además dijo que Wilfredo es dueño de la flota. Sus restos ya fueron retirados de la morgue y llevados a Potosí donde serán sepultados.

Entre tanto los 28 heridos, uno a uno han sido dados de alta, aunque existen algunos delicados de salud.

Compártelo en redes sociales