COMUNIDAD

Red Uno Bolivia.- Recostado en el piso afuera del Hospital Japonés es como se encuentra un hombre de 30 años que buscaba atención médica tras padecer heridas en las piernas. Según algunos allegados a él las heridas que tiene son por arma blanca y que fue atendido por los médicos del hospital, sin embargo no lo internaron.

Lo atendieron pero no lo quisieron internar, indicando que no hay espacio. Según se conoce él tiene 16 heridas en su pierna por la gente con la que vive”, dijo uno de sus familiares a Red Uno de Bolivia.

Fueron 24 horas que el hombre herido peregrinó por buscar ser atendido, esto ha hecho que algunos transeúntes se acerquen a él y le dejen comida y medicina. Se espera que el director del hospital Japonés consiga un espacio para el hombre herido.

También te puede interesar: Vecinos desalojaron a palazos a los denominados “hombres topos” de los canales de drenaje

Compártelo en redes sociales