INTERNACIONAL

Red Uno Bolivia.- Se trata de un australiano conocido como el hombre del brazo de oro” identificado como James Harrison, un donante de sangre de 81 años que donó 1.173 veces, logrando que casi 2 millones y medio de bebés puedan seguir viviendo.

 

La sangre de Harrison contiene un anticuerpo bastante extraño que evita los abortos prematuros, las malformaciones cerebrales y las muertes al nacer. Según su historia, cuando el donante tenía 18 años fue sometido a una cirugía mayor. Durante esa intervención los médicos descubrieron que tenía sangre mágica, por lo que desde entonces dedicó unos 60 años de su vida a donar su sangre que da vida.

También te puede interesar: Reconocido científico australiano de 104 años murió por Eutanasia en Suiza

Y aunque el australiano está dispuesto a seguir donando su sangre, los especialistas decidieron detener las donaciones porque ahora sería la vida del propio Harrison la que estaría en juego. Así pues, por su propia seguridad y salud, este señor ya no podrá dar más sangre para que otros vivan.

 

Compártelo en redes sociales