POLICIAL

Red Uno Bolivia.- El hombre que se incrustó la mano con una reja, en estado de ebriedad, recibió atención médica y se fue a su casa. Su amigo confirmó que no había intenciones de robo cuando intentó ingresar al inmueble queriendo saltar la reja de la casa de su conocido y no se presentó ninguna denuncia por ese accionar.

 

Recordemos que bomberos ayudó al infortunado para sacar la mano de la reja y fue llevado a un hospital. La fuerza anticrimen dice que nadie puede ingresar por las rejas y menos en estado de ebriedad porque podría pasar un accidente como el que le aconteció al joven.

También te puede interesar: Mujer ladrona de casa tenía orden de aprehensión desde mayo

 

Compártelo en redes sociales