Red Uno de Bolivia.- Una vocera de la Iglesia Católica dice que no tienen problema en dejar de prestar atenciones médicas si el Gobierno las sanciona, pero aseguran que no practicarán abortos, como dice el proyecto de ley y no irán en contra de lo que creen bajo ninguna circunstancia.

La representante dijo que si hace falta llegar a ese extremo lo harán pero respetarán el derecho a la vida y la dignidad de toda persona. Aseguran que habrán otras áreas donde podrán trabajar con los más necesitados y acudirán a la Cámara de Senadores para hacer conocer su posición y fundamentos, de lo contrario presentarán una Acción de Inconstitucionalidad. En el caso de cierre o sanción, aseguró que muchas personas se verán perjudicadas por esta medida, añadió.

 

 

 

Compártelo en redes sociales