El fuego arrasó varias hectáreas de vegetación que están ubicadas cerca de la turística localidad de Bormes-les Mimosas sur de Francia, que obligó a evacuar a cerca de 10.000 personas.

Cerca de 500 bomberos, 4 aviones antiincendios Tracker y un helicóptero de rescate Dragon 83 ayudan a apagar el fuego en Bormes, las autoridades solicitaron a Europa dos aviones cisterna Canadair de apoyo. El primero llegó el martes prestado por Italia.

Los incendios se produjeron a causa de una sequía que sufre el sureste de Francia desde hace varias semanas, con fuertes vientos que aumentan los riesgos de incendios.

Mientras la ciudad de Córcega ha sido la más afectada por los fuegos registrados desde el lunes, que ha arrasado más de 4.000 hectáreas y dejó heridos a 20 bomberos, según la agencia de noticias AFP.

 

 

Compártelo en redes sociales