Súper Deportivo.- Independiente tuvo una cita con su historia y se vistió de gala como en sus mejores épocas: en el mítico Estadio Maracaná, el equipo conducido por Ariel Holan igualó 1-1 ante Flamengo y se consagró campeón de la Copa Sudamericana.

El  “Rey de Copas” hizo respetar el 2-1 que había conseguido como dueño de casa en la ida, lo cual le otorgó la tranquilidad necearía para apostar por un empate ante Flamengo.

Lucas Paquetá había abierto el marcador para el local, pero Ezequiel Barco anotó el empate y le dio la posibilidad al “Rojo” de repetir el título que había obtenido hace siete años.

Compártelo en redes sociales