INTERNACIONAL

Red Uno Bolivia.- Un teléfono celular fue la clave para que la policía colombiana descubra un caso de abuso sexual de un abuelo a su nieta de 6 años, quien estaba al cuidado de la pequeña todos los días. En la galería del móvil, había varios videos que el mismo hombre de la tercera edad se grababa mientras abusaba de la pequeña.

El sujeto que recogió el teléfono lo llevó a su casa y cuando comenzó a revisarlo, fue testigo de los horrores que ocultaba el móvil. Anonadado de ver semejante crueldad, llevó de inmediato el aparato celular para que las autoridades investiguen la veracidad de las imágenes y descubran si el hecho se trataba de un caso originario de Colombia.

Por su parte el capitán Luis Miguel Morales, jefe de investigación de Policía de Infancia y Adolescencia, explicó lo siguiente: “No teníamos ningún elemento que nos infiriera con certeza que se trataba de una persona de nacionalidad colombiana, o que se hubiera realizado en el territorio colombiano. Lo único que se tenía era un video con contenido sexual en un teléfono celular, no teníamos absolutamente nada más”.

Te puede interesar: Acusan a sacerdote de abuso sexual contra un menor

 

Detalló que según estudio de las características morfológicas de la niña abusada se dieron cuenta de que era colombina, luego rastrearon las llamadas entrantes y salientes del celular y se dieron cuenta que el dueño vivía en la localidad de Bosa.

Posteriormente la policía recolectó datos en la red social Facebook y dio con el paradero del colegio de tres hermanas de 1, 9 y 6 años que vivían en Bosa. Bajo estos datos, dieron con la casa  donde vivía la niña del video y empezaron a hacer análisis forenses, para sorpresa de muchos se determinó que era su propio abuelo quien aparecía en los videos cuando abusaba de ella.

La policía capturó al hombre y fue imputado por las autoridades judiciales de ese país bajo los cargos por este grave delito contra su propia nieta y enviado a la cárcel a pagar su condena.

 

Compártelo en redes sociales