INTERNACIONAL

Red Uno Bolivia.- Cora Weberg, enfermera de 31 años, fue arrestada después de que se le acusara de infectar a dos de sus pacientes con Hepatitis C en el MultiCare Good Samaritan Hospital de Puyallup, situado en el estado de Washington, EE.UU. De acuerdo con las indagatorias, la médica usaba una aguja para tratarse ella misma contra la enfermedad y posteriormente usaba la misma aguja para tratar a otras personas con dolencias menores.

Además, se llegó a la conclusión de que la mujer robara medicamentos e inyectables del hospital donde desempeñaba sus labores, por lo que será procesada por asalto en segundo grado.

Bryan Hershman, abogado de la enfermera, dijo que los investigadores quieren un chivo expiatorio y por ello apuntaron contra su cliente. De acuerdo a Weberg el rival de su enfermedad no es suficiente para infectar a otras personas.

La hepatitis C se contagia por medio de sangre contaminada y no presenta síntomas. Causa una inflamación hepática que puede terminar en fibrosis, cirrosis o incluso cáncer. Los galenos recomiendan que para evitar una infección no se debe compartir las mismas agujas y jeringas.

También te puede interesar: Acusan a enfermera por dejar a una joven en terapia intensiva

 

Compártelo en redes sociales