INTERNACIONAL

Red Uno Bolivia.- Las calles de Riad, Yeddah, Al Jobar, Qasim y otras ciudades de Arabia Saudí, fueron el centro de atención de cientos de mujeres que no les importó la hora para salir en sus respectivos coches a conducir durante la madrugada del domingo, luego del levantamiento de la prohibición que tenían para obtener una carné de conducir. Muchos lo califican como una modernización del silgo XXI.

Activistas señalan que no es suficiente la determinación, ya que toca trabajar para poner fin a otros sistemas de Tutela, como la dependencia de por vida de un varón, ya que sin éste una saudí no puede casarse, estudiar en la universidad, viajar al extranjero o salir de la cárcel al concluir una condena.

Estoy muy emocionada y contenta que finalmente haya llegado este día. Es un sueño hecho realidad. Estoy encantada de poder conducir por las calles de mi país“, ha declarado Salma Rashed al Sunaid, una de las primeras en recibir un carné de conducir saudí en Riad.

Te puede interesar: Arabia Saudita se moderniza y abre su primer cine en 40 años

120.000 solicitudes ha recibido el Departamento de Tráfico, pero sólo unos pocos miles han tenido tiempo de completar el cursillo para obtener el carné, o de convalidar los permisos internacionales. Además, para frustración de muchas extranjeras, aquellas cuyo permiso de residencia dependa del de su esposo o de su padre están excluidas de momento.

Sacar el carné de conducir es una de las contadas excepciones para las que una mujer no requiere el consentimiento del tutor. Ahora queda por ver cómo van a tratar los saudíes a las conductoras una vez que se pase la novedad. Se han anunciado multas de 500.000 ríales (unos 120.000 euros) y hasta cinco años de cárcel para quienes las acosen o ridiculicen.

Compártelo en redes sociales