INTERNACIONALES

Red Uno Bolivia.- Se trata de Ekapol Chanthawong, el entrenador de fútbol de 25 años, a quien muchos aseguran que “ha sido el ángel mandado por Dios” para salvar la vida de los 12 niños que permanecieron atrapados durante 17 días en el interior de una cueva, a la que ingresaron de emergencia para cubrirse del mal tiempo.

Ekapol, es un joven que no la ha pasado bien desde su niñez, a sus 10 años perdió a sus padres y tuvo que ir a vivir en un templo, lugar donde estuvo casi la mitad de su vida. Posteriormente a ello se hizo entrenador de fútbol de ese pequeño grupo “Moo Pa”, con que el que ha convivido en los últimos días, aunque de manera forzosa para algunos.

Sin embargo Joy Khampai, un amigo suyo indicó que el entrenador ama a los niñosmás que a sí mismo“, añadiendo que conoce a su amigo y sabe que siempre “va a sentirse culpable” por lo ocurrido.

También te puede interesar: Cartas de niños atrapados en cueva de Tailandia conmueven al mundo

Según oficiales, el más afectado anímicamente fue el entrenador, ya que se encuentra muy débil, pues desde que ingresaron se responsabilizó totalmente de todos los pequeños y su misión era mantenerlos con vida, hasta que pudieran salir. Compartió sus alimentos y agua durante los primeros días y les enseñó a meditar para permanecer tranquilos y no perder la energía.

Afortunadamente, el trabajo de operación rescate fue todo un éxito, a primeras horas de la mañana en Bolivia, terminaron de evacuar a los 4 niños que aún se encontraban al interior de la cueva, y a la pieza clave para que ellos se mantengan sanos y salvos: el entrenador.

Recordemos que el tramo de 4 kilómetros que han tenido que atravesar los niños atrapados y su entrenador han sido muy complicados y de mucho riesgo.

 

Compártelo en redes sociales