INTERNACIONAL

Red Uno Bolivia.- El expresidente de Brasil Luiz Inácio Lula Da Silva, deberá permanecer detenido en una celda de 15 metros cuadrados, situada en la ciudad sureña de Curitiba. Esta prisión fue especialmente preparada para él por la Policía Federal y se hizo con la única idea de garantizar el aislamiento del ex líder sindical.

Según el juez Sergio Moro, que expidió la orden de arresto, el salón se encuentra en la sede de la Superintendencia de la Policía Federal de Curitiba (PF), que era destinado anteriormente para enfermos o con problemas psiquiátricos pero pasó a alojar a policías que venían de otras ciudades, para participar de operativos en Curitiba.

En el lugar ya se encuentran otros presos condenados por el conocido caso de corrupción Lava Jato, entre ellos el exministro Antonio Palocci, quien ocupó la cartera de Hacienda durante la primera presidencia del ex líder sindical, quien contará también con dos horas diarias para salir a tomar sol y podrá recibir visitas de sus familiares.

También te puede interesar: Lula debe entregarse hoy y presenta nuevo recurso para evitar la cárcel

Compártelo en redes sociales