INTERNACIONAL 

Red Uno Bolivia.- El asesinato de la concejal Marielle Franco, provocó la indignación de los brasileños que salieron a las calles de la capital carioca, para exigir justicia. La edil, era una destacada activista de derechos humanos que fue baleada cuando volvía de un acto político, un día después de criticar la intervención del Ejército en la seguridad de Río de Janeiro, decretada por el presidente Temer.

El fin de la guerra contra las drogas que se libra en las favelas fue otro de los reclamos de las personas que marcharon. Ese enfrentamiento dicen victimiza a millares de jóvenes en su mayoría negros que viven en zonas periféricas o de bajos recursos.

Las acciones fueron ejercidas, luego de que el presidente de Brasil Michel Temer decretara el pasado mes de febrero, la intervención federal en la seguridad de la ciudad para combatir la ola de violencia, una medida que cede a los militares el control hasta finales de 2018. El Congreso aprobó dicha ley causando controversia y críticas de residentes, que acusan a las autoridades de acoso.

También te puede interesar: Asesinan de ocho balazos a concejal que denunció crímenes en Brasil

Compártelo en redes sociales