INTERNACIONAL

Red Uno Bolivia.- Al menos 3.000 islamistas palestinos que protestaban por la capitalidad de Jerusalén, desataron la violencia luego de quemar llantas y volar cometas a través de la frontera de Gaza con Israel, cargadas con bombas para incendiar los campos israelíes. Pero los soldados respondieron con gas lacrimógeno y fuego vivo, matando a cuatro palestinos, incluido un adolescente de 15 años.

De acuerdo con fuentes sanitarias gazatíes, un adolescente de 15 años y dos hombres de 24 y 25 fueron alcanzados por disparos israelíes en el norte del enclave, en tanto que otro palestino, de 29 años, murió en el sur de la Franja de Gaza.

Israel considera que el movimiento islamista Hamas impulsa las protestas “para llevar a cabo ataques terroristas” contra dicha infraestructura y ciudadanos israelíes, ratificando que no permitirá que nadie se acerque a menos de 300 metros de la divisoria.

También te puede interesar: Israel elogia a francotirador que disparó contra palestino desarmado

Compártelo en redes sociales