El consulado de Venezuela en Miami (EEUU) está en riesgo de ser desalojado por impago del alquiler desde septiembre de 2017, por un monto de 142.000 dólares, justo luego de que el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ordenara su reapertura la semana pasada, para facilitar la inscripción y el voto en las elecciones presidenciales del 22 de abril a los residentes en Florida.

La compañía propietaria del inmueble, TWJ 1101 LLC, presentó la solicitud de desalojo ante un tribunal de Miami el pasado 15 de febrero, cuando se había vencido el plazo de pago del alquiler. Una semana después de instar al gobierno de Venezuela a pagar la deuda o emprender el desalojo, según información judicial recogida por medios locales.

Según el registro de los documentos, los abogados representantes de TWJ 1101 LLC, declararon que el Gobierno de Venezuela se “rehúsa” a cumplir con las dos opciones.  El edificio, de hecho, fue propiedad del Gobierno de Venezuela entre 1983 y 2005, cuando lo vendió por 70 millones de dólares

También te puede interesar: Países de Lationamérica rechazan adelanto de elecciones en Venezuela

Compártelo en redes sociales