INTERNACIONAL

Red Uno Bolivia.- La polémica racial en Estado Unidos volvió a surgir tras la detención de dos hombres negros en una conocida cadena de Starbucks, ubicada en la ciudad de Filadelfia, donde los afroamericanos habían pedido usar el baño, pero los empleados se lo negaron porque no consumieron nada.

Varios agentes de la policía los sacaron esposados ante la sorpresa del resto de clientes que grabaron la escena y la difundieron en redes sociales provocando una gran movilización.

De acuerdo con la policía, los empleados de la cafetería reportaron al 911 que dos hombres estaban causando un altercado dentro del negocio y que ya no tenían el permiso de estar dentro.

El jefe ejecutivo de la empresa cafetera, Kevin Johnson, habló sobre el tema a través de un comunicado catalogando el desenlace como “reprehensible” e indicó que le gustaría reunirse en persona con los afectados para ofrecerles disculpas. Pese a ello, Starbucks enfrenta acusaciones de discriminación racial en Estados Unidos.

También te puede interesar: Protestas en EE.UU. por exoneración de policía blanco que mató a joven afrodescendiente

Compártelo en redes sociales