INTERNACIONAL

Red Uno Bolivia.- Adnan Oktar, polémico telepredicador en Turquía, autoproclamado teólogo, fue detenido por la Policía por liderar una secta que está acusada de una larguísima lista de crímenes, entre ellos “establecer una organización delictiva, abuso de menores, abusos sexuales, secuestro, chantaje y lavado de dinero.

El arresto se produjo en su palacio, el cual le fue confiscado junto a un elevado número de armas y vehículos blindados. Además, también fueron detenidos 234 colaboradores de Oktar, todos ellos sospechosos de guardar vínculos con el culto del polémico religioso.

Oktar es conocido en toda Turquía por ser el presentador de un programa televisivo de la cadena religiosa turca A9 TV. En su show, aparece siempre acompañado de jóvenes apuestos y mujeres de prominentes labios y pechos artificiales, vestidas con ropas muy ajustadas y que el propio líder llama sus “gatitas”.

En la década de los 80, Adnan fue detenido y recluido en un manicomio. En 2008, una acusación de la Fiscalía sostenía que los integrantes eran atraídos mediante fiestas y orgías que quedaban grabadas para después chantajear al que quisiese abandonar el culto.

De hecho, el proceso judicial concluyó con una pena de tres años de cárcel para Oktar, quién, sin embargo, apeló al Tribunal Supremo y logró la absolución. Tras ser exonerado, su organización no hizo más que crecer: inauguró su propio canal de televisión, A9 TV, y se hizo conocido por sus lujosos eventos, como los banquetes de ruptura del ayuno durante Ramadán en el Palacio de Dolmabahçe, a los que acudían invitados de todo el mundo, incluso diputados del parlamento israelí.

Una disputa verbal con Ali Erbas, presidente de la Dirección de Asuntos Religiosos o Diyane, habría sido el motivo para que el telepredicador acabase finalmente detenido. Erbas acusó a Oktar de “haber perdido el juicio” por dar sermones religiosos al mismo tiempo que “hace danzar a bailarinas del vientre”. El telepredicador le respondió que los empleados de la Diyanet “ganan sus salarios de los impuestos a casinos y fábricas de bebidas alcohólicas”.

También te puede interesar: Ejecutan con la horca al líder de la secta ‘Verdad suprema’ acusado de matar a 13 personas

Primero recibió multas a su canal A9 TV, ordenándole clausurar su programa estrella y después Ceylan Özgül, una de las célebres “gatitas” de los programas de Oktar, abandonó la mansión en la que vive el núcleo de la organización y acusó públicamente a Oktar de haberla retenido contra su voluntad “durante 20 años”, impidiéndole moverse libremente e incluso decidiendo cómo debía vestir y peinarse.

Compártelo en redes sociales