INTERNACIONAL

Red Uno Bolivia.-Los líderes de las principales iglesias cristianas de Jerusalén decidieron cerrar de forma indefinida el Santo Sepulcro, donde se encuentra la tumba de Jesucristo en protesta contra el gobierno de Israel, que pretende obligarlos a pagar impuestos y plantea un proyecto de ley que permitiría expropiar los terrenos de las iglesias ortodoxas y católicas.

 

En conferencia de prensa religiosos representantes de la Iglesia Católica y Ortodoxa se pronunciaron en contra de la medida que califican de arbitraria.

“Nosotros, los representantes de las Iglesias a cargo del Santo Sepulcro y del Statu Quo de los distintos lugares sagrados cristianos en Jerusalén el Patriarcado Greco ortodoxo, la Custodia de Tierra Santa y el Patriarcado Armenio, seguimos con gran preocupación la campaña sistemática contra las iglesias“. Al mismo tiempo denunciaron un ataque contra la presencia cristiana en Tierra Santa por parte de las autoridades israelíes.

En respuesta, el alcalde israelí de la ciudad de Al-Quds, Nir Barkat, defendido su decisión de que se tasen “las propiedades comerciales”, y aseguró que las iglesias deben 186 millones de dólares, una suma que “no tienen que soportar los residentes de la ciudad”.

También te puede interesar: Cumbre islámica reconoce a Jerusalén como capital de Palestina

Compártelo en redes sociales