INTERNACIONAL

Red Uno Bolivia.- La madre guatemalteca Angélica González y su niña de 8 años, protagonizaron un reencuentro muy emotivo luego de estar 55 días separadas forzosamente. Autoridades americanas se quebraron cuando vieron que la mujer lloraba desesperadamente mientras no dejaba de abrazarla “Perdóname por haberte dejado sola. Perdóname, hija mía, perdóname”.

Además la mujer, aseguró que antes de separarla de su hija, uno de los agentes de la Policía le deseó “Feliz Día de la Madre”, sin darle otro tipo de explicación.

 

Este hecho fue como consecuencia de la política de “tolerancia cero” que impulsó el presidente de EE.UU., Donald Trump, y que llevó a los agentes de Aduanas y Protección Fronteriza a separar a niños y niñas de sus padres y madres y confinarlos en jaulas y centros ha generado dolorosas y polémicas imágenes.

Desde hace 8 días, el arduo trabajo de 230 personas consiste en realizar pruebas de ADN a familias de inmigrantes indocumentados que han sido separados para verificar con mucha certeza el parentesco “Tenemos a 230 empleados trabajando en las instalaciones del Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE), de una manera que no tiene precedentes, realizado análisis de ADN”, señaló el secretario del Departamento de Salud y Servicios Sociales (HHS), Alex Azar.

Te puede interesar: Donald Trump es duramente criticado por separar a niños de padres inmigrantes

Hasta el momento, ya son 538 niños que se ha reunificado con sus padres y aún quedan muchos más por reunir con sus familias. Ardua tarea para autoridades americanas que buscan cumplir el plazo que tienen.

 

 

Compártelo en redes sociales