INTERNACIONAL

Red Uno Bolivia.- Al menos 565 personas que eran sometidas a esclavitud en las haciendas de una secta religiosa de Brasil, fueron rescatadas tras la operación bautizada como ‘Canaan, la cosecha final’, en la que participaron 58 fiscales del Grupo Especial del Ministerio de Trabajo que combate el Trabajo esclavo, y 220 agentes de la Policía Federal, que cumplieron 22 órdenes de arresto y 17 intervenciones de establecimientos comerciales.

La investigación contra la secta inició en 2013, cuando ya habían sido hallados en sus haciendas otras 348 personas sometidas a condiciones inhumanas de trabajo, con horarios exhaustivos, muchas veces a cambio solo de la alimentación y la vivienda.

Las pesquisas establecieron que los trabajadores eran reclutados en Sao Paulo por líderes religiosos que los convencían a donar sus bienes a las asociaciones controladas por el grupo religioso. Posteriormente, eran trasladados hasta las haciendas para trabajar en cultivos agrícolas y en establecimientos como talleres mecánicos, puestos de gasolina, pastelerías, restaurantes y talleres de confecciones.

Todos estos establecimientos son de propiedad de los líderes de la secta denominada “Comunidad Evangélica Jesús“, informó el Ministerio en un comunicado.

También te puede interesar: Liberan a esclava sexual encerrada en un contenedor

Compártelo en redes sociales