INTERNACIONAL

Red Uno Bolivia.- La condena por corrupción hacia Luiz Inácio Lula da Silva, originó que el ex mandatario brasileño pase su primera noche en la cárcel junto a su abogado, mientras sus aliados ven estrategias para su libertad, tomando en cuenta que la Corte Suprema podría reconsiderar su propio fallo de 2016 que dijo que el condenado podría comenzar a servir una sentencia de prisión, si su condena era ratificada en una primera apelación.

Pero lo llamativo es que varios jueces del principal tribunal han observado que se revise ese fallo y se revierta, una medida que los críticos dicen sería un golpe enorme contra los esfuerzos anticorrupción sin precedentes de Brasil durante los últimos años.

Lula, que aún enfrenta seis juicios más por cargos de corrupción, se entregó a la policía el sábado por la noche, después de horas de resistencia.

El exmandatario pasó la primera noche de los 12 años de condena en una celda especial de 15 metros cuadrados, en el cuartel de la Policía Federal en Curitiba, donde han servido sus sentencias los políticos y empresarios de alto perfil de la investigación de corrupción “Lava Jato”.

Te puede interesar: Lula debe entregarse hoy y presenta nuevo recurso para evitar la cárcel

Por su parte los brasileños, creen que los que están en el poder son corruptos. Un sondeo del mes pasado de la firma de sondeos Datafolha, halló que más del 80 por ciento de los consultados dijeron que Lula sabía sobre la corrupción en su Gobierno, aunque sólo algo más del 50 por ciento dijo querer verlo en prisión.

Compártelo en redes sociales