INTERNACIONAL

Red Uno Bolivia.- Los 12 niños y su entrenador que llevan atrapados once días en el interior de una cueva de Tailandia, aún continúa sin poder ser evacuados debido la inclemencia del mal tiempo en el lugar. “El agua es muy fuerte y el espacio es estrecho. La extracción de los niños requiere mucha gente”, dijo el viceprimer ministro, Prawit Wongsuwan.

Ahora estamos enseñando a los niños a nadar y bucear”, dijo, agregando que si los niveles de agua disminuyen y la corriente se debilita, podrían ser sacados de forma rápida.

Las 13 personas ya fueron dotadas de alimentos y han entregado medicina para estabilizarlos totalmente, así lo demuestra un video publicado por las fuerzas especiales, donde un foco apunta a cada niño, que saluda uno por uno y se presenta con la cabeza inclinada y las manos juntas en un tradicional saludo tailandés “wai”.

Numerosos expertos ya han advertido de los peligros que entraña que estos niños, debilitados y sin experiencia alguna de buceo, se sumerjan en una corriente que atraviesa estrechos pasadizos y en la que la visibilidad es casi nula, lo que puede dar lugar a ataques de pánico o accidentes que pongan en peligro la vida tanto de los menores como de los rescatistas.

Te puede interesar: Encuentran con vida a 12 niños desaparecidos en una cueva en Tailandia

Para tener mayores garantías de éxito, los equipos de rescate llevan días drenando a toda máquina la cueva, unos 120 millones de litros hasta la tarde de ayer. “El primer plan es reducir el nivel del agua y sacarlos, pero si no podemos, tendremos un plan de respaldo“, ha explicado por su parte el almirante Taha, jefe de la Marina tailandesa Aphakorn Yoo-kongkaew.

Compártelo en redes sociales