INTERNACIONAL

Red Uno Bolivia.- Según el informe de la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), los conflictos a nivel mundial seguirán siendo el principal factor detonante de la crisis alimentaria en 2018.

Los datos arrojados por la ONU representan 11 millones más que la registrada en el año anterior, donde incluyen a personas para quienes el hambre simboliza una amenaza inmediata, sobre todo en 18 naciones. 15 de ellas están ubicadas en África o en Oriente Medio, donde habita el 60 por ciento de los 74 millones de seres humanos que padecen inseguridad alimentaria aguda en el mundo.

Pero los factores determinantes en la acentuación de la crisis fueron principalmente los desastres climáticos, sequías prolongadas en 23 países, dos tercios de ellos en África donde golpearon a 39 millones de personas.

Por su lado el secretario general de las Naciones Unidas, António Guterres, ponderó la contribución del informe y señaló:

“Depende de nosotros tomar medidas para atender las necesidades de quienes se enfrentan el azote diario del hambre y abordar sus causas profundas, en particular en Afganistán, República Centroafricana, República Democrática del Congo, el noreste de Nigeria y la región del Lago Chad, Sudán del Sur, Siria y Yemen, así como Libia y el Sahel central” expresó.

También te puede interesar: Crisis en Venezuela: Joven muere cuando saqueaba un camión de alimentos

Compártelo en redes sociales