INTERNACIONAL

Red Uno Bolivia.- El horrendo crimen que conmocionó al pueblo de Valencia, Venezuela. Sucedió el pasado miércoles cuando Yerson Eladio Aponte Sequera adolescente de 17 años acudió a la casa de un vecino para cobrar 500 mil bolívares que había prestado pero al no lograr recuperar su dinero se generó una discusión que se transformaría en un asesinato y descuartizamiento seguido de canibalismo. Desde ese entonces no se supo nada de él.

Familiares del infortunado comenzaron a buscarlo formalizando denuncia en la policía por lo que las fuerzas de seguridad realizaron varias tomas de declaraciones a los allegados e incluso a los vecinos padre e hijo con quien el adolescente había discutido pero los aludidos negaron conocer sobre su paradero en primera instancia.

Ante los continuos interrogatorios los criminales, padre e hijo, declararon que atacaron al joven con un tubo propinándole un golpe en la cabeza, posteriormente, le arrancaron la piel y los músculos para comérselos. Los huesos de la víctima fueron hallados junto con el cadáver de otro sujeto sin identificar dentro de una fosa. Por otro lado, se conoció que las primas del adolescente habrían presenciado el asesinato pero no dieron parte a la policía.

También te puede interesar: Padre que descuartizó a su hijo confesó el brutal crimen

Compártelo en redes sociales