INTERNACIONAL 

Red Uno Bolivia.- La tragedia ocurrió en el estado de Alabama, Estados Unidos. La noche del 24 de diciembre, mientras la familia Trammell disfrutaba de Nochebuena, el padre de la casa sintió que alguien se metía en su auto y cuando salió a ver lo que pasaba pudo ver que ya habían encendido la camioneta. Esta familia no tuvo una buena Navidad por la tragedia.

Rápidamente el padre salió con una pistola en mano mientras el vehículo arrancaba. Hizo un disparo de advertencia. El auto no paró. Disparo de nuevo, pero esta vez en la parte trasera del vehículo, que frenó de forma repentina.

Cuando el padre llegó a la camioneta, abrió la puerta del conductor y se dio cuenta que era su hijo, Logan Trammell. Lo mató porque pensaba que era un ladrón. El joven de 22 años que murió por uno de los disparos que ejecutó su propio padre.

También te puede interesar: Confusión en módulo escolar causa pánico en padres de familia

Compártelo en redes sociales