TENDENCIAS 

Red Uno Bolivia.- Las dinastías reinantes en el Antiguo Egipto vivían la sexualidad con mucha naturalidad y pragmatismo. Las altas temperaturas en su árido territorio hacían que vistieran con ropas muy ligeras y hasta muchas veces en el campo anduvieran desnudos. La práctica sexual fue representada muchas veces en dibujos en piedra y papiros.

En una muestra se encuentra en el llamado Papiro erótico de Turín, donde se observa una orgía en la que participan miembros de la Corte, sacerdote y altos cargos. Además, aparecen frases sexuales.

Los egipcios entendían el sexo desde una visión muy pragmática, siendo la pasión desenfrenada algo que les resultaba difícil de comprender. Un mito recurrente en el Antiguo Egipto era el valor sagrado del semen, para los egipcios, el origen del mundo comenzó con el dios Atum, que se formó de la nada, quien luego se masturbó y de su semen nacieron los otros dioses y el flujo del río Nilo. Cada año, el faraón de turno se dirigía a las orillas del río para una ceremonia de homenaje en la que se masturbaba cuidando que el semen cayera en el río y no en la orilla. Luego, lo seguía el resto de los asistentes.

También te puede interesar:270 muertos tras atentado contra una mezquita en Egipto

Compártelo en redes sociales