INTERNACIONAL

Red Uno Bolivia.- Una protesta fue iniciada por el sector de camioneros a la que hoy se suman los trabajadores petroleros de Brasil, con una huelga de 72 horas en al menos ocho refinerías y algunas fábricas, ambos sectores se pronuncian contra los altos precios del combustible y el gas de cocina y exigen a la estatal Petrobras, que reduzca los precios de los combustibles, los cuales se dispararon con las turbulencias en los mercados internacionales de crudo.

Según la Federación Única de los Petroleros (FUP), la huelga, también busca presionar la renuncia del presidente de Petrobras, Pedro Parente, y denunciar además las supuestas maniobras del Gobierno para vender activos de la mayor empresa de Brasil a multinacionales o privatizar la empresa.

Sin embargo, el presidente de Petrobras Pedro Parente, respondió mediante un comunicado en el que expreso su rechazo a la huelga y le pidió a los trabajadores que reflexionen sobre el agravamiento que esto genera a la crisis iniciada por el paro de los camioneros.

Parente, asumió la presidencia de Petrobras en 2016, luego de que el grupo se viera en el centro del extenso esquema de corrupción develado en la Operación Lava Jato, que en los últimos años llevó a importantes figuras de la escena política y empresarial tras las rejas.

También te puede interesar: Camioneros de Brasil continúan protestas pese a concesiones del gobierno

Compártelo en redes sociales