INTERNACIONAL

Red Uno Bolivia.- El sicario predilecto del narcotraficante más sanguinario de ColombiaPablo Emilio Escobar Gaviria, podría regresar a la cárcel luego de ser detenido este viernes por autoridades policiales de Medellín, que lo investigan por delitos de concierto para delinquir, extorsión y amenazas que supuestamente escribió a través de Twitter, contra los seguidores del candidato presidencial Gustavo Petro y a quienes apoyaron el ‘Sí’ en el plebiscito.

La demanda fue interpuesta el pasado 22 de mayo, por el senador Iván Cepeda, del partido izquierdista Polo Democrático Alternativo (PDA), quien demandó ante la Fiscalía a “Popeye“, por constantes amenazas a seguidores del candidato presidencial Gustavo Petro.

También te puede interesar: Incautan bienes de Popeye y de viuda de Pablo Escobar

 

Popeye, quien se entregó a las autoridades en 1991, salió de la cárcel en agosto del 2014 tras pagar las tres quintas partes de su pena, y recibir rebajas por trabajo social. En los 23 años que estuvo en prisión confesó 300 asesinatos cometidos directamente por él, y su participación en otros 3.000 homicidios. También admitió haber coordinado por lo menos 200 carros bomba que puso el Cartel de Medellín.

 

Compártelo en redes sociales