INTERNACIONAL

Red Uno Bolivia.- Harvey Weinstein, productor de cine de Hollywood, ha estado en el ojo de la tormenta ya que en los últimos meses fue acusado por decenas de mujeres de acusaciones de abuso sexual y violaciones, por lo que decidió entregarse a la policía para asumir su responsabilidad.

Hora y media después de completar su ficha policial, abandonó la comisaría esposado y sonriente para declarar ante el juez Kevin McGrath en la corte penal en Manhattan, el cual lo liberó tras imponerle 10 millones de dólares de fianza (8,5 millones de euros), de los que un millón los pagó en efectivo. Además ha tenido que entregar su pasaporte y llevará un brazalete electrónico.

La denuncia formal la realizaron dos mujeres y los detectives de la policía de Nueva York, informaron que se encuentran preparados para arrestar al productor en cuanto tengan la orden del fiscal de distrito. Sería la primera vez que el poderoso hombre enfrenta a la justicia, como imputado del caso.

Se especula que los cargos hayan sido presentados por la actriz Lucia Evans, a la que Harvey Weinstein le forzó a practicarle sexo oral en 2004. Aunque el productor siempre negó que las haya forzado para mantener relaciones sexuales y que todo lo que ocurrió fue en consenso mutuo.

En la larga lista de acusaciones hacia el productor, están las reconocidas y famosas actrices  Angelina Jolie y Gwyneth Paltrow. Por su parte la productora Weinstein Company, que él mismo fundó, decidió despedirlo al enterarse de tremendo escándalo, para posteriormente declararse en bancarrota.

Te puede interesar: Morgan Freeman pide perdón tras ser acusado por ocho mujeres de acoso sexual

Compártelo en redes sociales