INTERNACIONAL

Red Uno Bolivia.-El presidente de Rusia, Vladimir Putin, confesó que ordenó derribar un avión suicida procedente de Turquía el 7 de febrero de 2014, día de la inauguración de los Juegos de Invierno de Sochi. Cuando un presunto terrorista que se hizo pasar como pasajero decía que llevaba una bomba exigiendo que la aeronave, que cubría la ruta de Jarkov Ucrania y Estambul, se desviará hacia la ciudad rusa.

El hecho provocó que Putin consultara con sus asesores de seguridad, quienes le informaron  que en esos casos el plan de emergencia indica que la única opción es derribar el aparato, por lo que dio la orden para que abatieran el aparato, pero minutos después la orden fue anulada. Las revelaciones fueron conocidas mediante un documental divulgado a una semana de las elecciones presidenciales.

El director del Servicio Federal de Seguridad (FSB, antiguo KGB), Alexander Bórtnikov, reconoció que la aviación rusa fue movilizada con la misión de impedir que ese avión ingresara a territorio nacional. Para ello Rusia movilizó buques de guerra, baterías antiaéreas y decenas de miles de policías y tropas de Interior para garantizar la seguridad de los Juegos más caros de la historia, que habían sido amenazados por la guerrilla islamista del Cáucaso.

También te puede interesar: Vladimir Putin expresó su admiración a Maduro

Compártelo en redes sociales