INTERNACIONAL

Red Uno Bolivia.- Defendiendo la inocencia del expresidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, quien fue puesto entre rejas el pasado domingo por presuntos actos de corrupción, el exmandatario de Ecuador, Rafael Correa, aseguró que “las pruebas contra Lula están muy por debajo de lo que sería admitido, por ejemplo, en Estados Unidos”.

Del mismo modo se refirió a la situación del exvicepresidente ecuatoriano, Jorge Glas, procesado también por la trama de corrupción a través de la cual el Gobierno supuestamente concedió contratos a la constructora brasileña Odebrecht a cambio de sobornos.

“Ya no son necesarios los golpes militares para acabar con la izquierda, ya no los necesitan, debido a que las condenas a Glas y a Lula dependieron únicamente de las acusaciones de empresarios corruptos“, sostuvo Correa.

Referente al cambio político que vivió Brasil en septiembre de 2016 a partir de la destitución de la expresidenta Dilma Rousseff, la ex dignataria asegura que se trató de “una ruptura constitucional camuflada en una conferencia en la Facultad de Ciencias Políticas de la Universidad Complutense de Madrid” que ha calificado como un episodio de “golpe parlamentario“.

También te puede interesar: Lula pasa su primera noche en la cárcel junto a su abogado

Compártelo en redes sociales