El mayor Marcos Murguía fue acusado en las redes sociales, de forma anónima, supuestamente de haberse quedado con parte del dinero del atraco millonario a la empresa transportadora de dinero Brinks y de dejar libre a los delincuentes, esta relegado en el comando departamental luego de trabajar en la Chiquitanía como encargado de combustible.

Abel de la barra,  Comandante General de la Policía, informó que el acusado está a disposición mientras dure la investigación de dicha denuncia cumpliendo de manera con sus obligaciones.

Compártelo en redes sociales