Autoridades de salud de la Gobernación de Santa Cruz y la alcaldía de la ciudad se encuentran preocupados por el alto índice de personas que se presentan en los centros de salud y que han sido atendidas por mordeduras de perros, en la última semana son más de 600 casos, que a decir del Sedes (Servicio Departamental de Salud de Santa Cruz) 100 personas están siendo mordidas por día, recordemos que existe dos menores fallecidos por rabia humana.

La alcaldía anunció que intensificará en esta semana las batidas para decomisar y frenar la comercialización de canes, diariamente se recogen de la calle entre 20 y 30 perros que son abandonados y largados a sus suerte, al estar estos animales en la calle pueden contraer el virus de la rabia.

El Sedes afirmó que es inaceptable este índice que se han registrado en los últimos días, ya que atenta contra el stock de tratamientos que se tienen en reserva para los casos y tienen que hacer nuevas solicitaciones al ministerio de salud, por ello están apelando a la conciencia ciudadana sobre el riesgo y peligro que representa tener un perro en la calle.

Seguir leyendo
Compártelo en redes sociales