NACIONAL

Red Uno Bolivia.- En un megaoperativo realizado por la policía boliviana en el distrito minero de Huanuni contra el “Jukeo” (robo) de mineral se logró secuestrar alrededor de 3.2 toneladas de minerales, que fueron hurtados por los “jucus”.

Son 100 sacos de minerales que han sido recuperados este lunes tras una intervención de 1.200 policías y 300 militares, según informó en conferencia de prensa el comandante de la Policía, Faustino Mendoza. Además, se ha secuestrado granadas de gas, detonadores explosivos y 200 litros de gasolina no autorizada.

“El peso de todo el mineral secuestrado nos da un peso de 3,2 toneladas de minerales. Se ha secuestrado granadas de gas, mechas para explosivos y 200 litros de gasolina. Queremos cortar el circuito del robo de mineral”, detalló José Luis Quiroga, viceministro de Régimen Interior y Policía.

Asimismo, se tiene aprehendida a tres personas como sospechosos de receptar los minerales robados a la empresa Huanuni. Se verificó unos 140 inmuebles en las poblaciones de Cataricagua, Huayrapata, Patiño y Dunkan.

El contingente de policías y militares permanecerán en la zona para controlar y evitar el robo y venta de los minerales.

También te puede interesar:Mineros federados sospechan de un atentado en Huanuni

Compártelo en redes sociales