La villa, como indica su nombre fue fundada el 1º de mayo de 1969 por un grupo de  40 familias que llegaron al lugar para asentarse en una superficie de 20 manzanos a fines de 1968.

Los pioneros que llegaron aquí tuvieron que sortear increíbles obstáculos. Al principio no existían servicios básicos en este recóndito espacio, sin embargo, lo que en principio se llamó ‘Pampa de la Cruz’ fue convirtiéndose en un núcleo urbano a medida que la expansión de la periferia cruceña se aceleraba.

Algunos de los ‘patriarcas’ de la época cuentan que el primer colectivo migratorio que llegó a la Villa 1º de mayo estaba conformado por personas que provenían de diferentes barrios, como Villa San Luís, El Trompillo, Barrio 4 de noviembre y Petrolero.

Don Santos Gálvez, uno de los fundadores cuenta que en los inicios, los primeros pobladores de la Villa 1º de mayo tuvieron que realizar agotadoras faenas de limpieza para abrir sendas en medio de la espesa vegetación.

Luego, una vez demarcado el lugar del asentamiento las familias de la época tuvieron que sufrir por 3 años la carencia de servicios básicos en la zona, en especial el agua potable.

El pequeño núcleo en la década de los 60 tenía una sola vía de acceso. Este corredor era una senda estrecha conocida actualmente como la Avenida Cumavi, la cual conectaba entonces el 4º anillo con propiedades, cañaverales y pampas que constituían los terrenos que hoy conforman este distrito, recuerda María Mendoza Cesarín, otra pionera de la populosa ciudadela.

La economía de la Villa 1º de mayo crece a paso de gigantes. El subalcalde de la villa, Rafael Saavedra señala que la ciudadela tiene un índice de crecimiento anual del 11%, lo cual se refleja en una amplia gama de servicios y actividad comercial que empujan con fuerza el desarrollo urbano de la zona. Sin duda, este nivel de urbanización resulta impensable si se recuerda que, en el principio solo existían una lechería y una tejería en este lugar, apunta la autoridad.

Luego de 48 años de vida, en la Villa 1º de mayo se puede observar el florecimiento de importantes emprendimientos, como ser una fábrica de antenas para televisión, una recauchutadora de llantas y otra de premoldeados de hormigón armado.

Y la salud por su parte se ve materializada con el Hospital Luís Hernández Vera que ya lleva 37 años atendiendo a los habitantes de la ciudadela.

Actualmente la Villa 1º de mayo tiene una población aproximada de 220.000 habitantes distribuidos en 31 unidades vecinales pertenecientes a 85 barrios legalmente constituidos.

Los festejos por el 48 aniversario de la Villa 1º de mayo ya se iniciaron con una serie de actividades, las cuales concluirán con la serenata el próximo 30 de abril.

 

 

Compártelo en redes sociales