NACIONAL

Red Uno Bolivia.- Varias zonas se inundaron en la capital del Beni, Trinidad, debido a las fuertes lluvias  en el oriente del país. Calles anegadas, vehículos varados y casas llenas de agua por el fuerte aguacero se puede apreciar en imágenes. Ante la situación, algunos niños sacaron provecho al agua en las calles.

 

Jeanine Añez, senadora por el Beni, dijo que existe el riesgo del desborde de un arroyo en el lugar y responsabiliza de este hecho al gobernador Álex Ferrier y al alcalde del lugar por no tomar previsiones con anterioridad con las estaciones de bombeo de agua.

También llovió intensamente en la ciudad de Cochabamba y Chaparé. El Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología (Senamhi) extiende su alerta naranja por los cambios climáticos.

También te puede interesar: Se adelantan las lluvias y declaran alerta naranja

 

Compártelo en redes sociales