POLICIAL

Red Uno Bolivia.- Una madre denunció a su propia hija de 15 años, ante la policía por el delito de robos de teléfonos celulares. Además denunció que sería integrante de una pandilla en la zona del Plan 3.000. Desesperada Juana Q. llegó a la Fuerza Especial de la Lucha Contra el Crimen (FELCC), donde su hija guarda arrestó acusada de robo junto a su cómplice, su enamorado, quien inducía a que la menor cometa los robos en locales de expendió de bebidas alcohólicas.

“Pildorea, va a los boliches. Una víctima está denunciándola. Mi hija estaba en un alojamiento con su enamorado de nombre Javier quien es menor de edad”, dijo a Red Uno de Bolivia, Juana Q. madre de la menor que está tras las celdas esperando ser llevada ante un juzgado del menor en las próximas horas.

Según la madre, su hija hace tiempo que se dedica a delinquir en diferentes lugares, en especial en las denominadas rockolas. Con lágrimas en el rostro, Juana Q. dijo que prefiere ver en la cárcel a su hija que termine con su vida en las calles.

“Yo sufro al ver a mi hija drogada y golpeada en la calle”, concluyó la madre.

También te puede interesar: Tres personas acusadas de explotación sexual de menores a prisión

Compártelo en redes sociales