Desesperada una madre visitó una posta médica y luego un hospital privado en busca de una vacuna antirrábica para su niña de 5 años, quien fue mordida en el rostro, por un perro cuando la menor salía de clases.

La madre temiendo lo peor, si dirigió al centro de salud de su barrio pero no le dieron razón de que hacer o donde dirigirse. Angustiada la madre de familia se fue a un  hospital privado donde también le indicaron que se había terminado las vacunas.

“Yo pensé que se había caído mi hija, cuando me enteré que un perro la había mordido, inmediatamente la lleve a una posta”, dijo María Vanesa López,  madre de la menor atacada por el perro. Cargando a su hija en brazos, María López llegó hasta el Servicio Departamental de Salud (Sedes) en la Gobernación de Santa Cruz, ante la falta de orientación e información, pidió ayuda para su hija.

Entonces yo me vine aquí para que me puedan ayudar por favor con ese suero antirrábico que mi hija necesita, porque yo temó por la vida de mi hija”, dijo María mientras derramaba lágrimas.

Por su parte Joaquín Monasterio, encargado del Servicio Departamental de Salud, dijo que las vacunas fueron enviadas al hospital Japonés donde atienden este tipo de casos. “En el hospital del Niño, que es un hospital de tercer nivel, se realizan atenciones de alta complejidad, y estos casos enviamos vacunas a el Hospital Japonés”, dijo.

Compártelo en redes sociales
 
Perro con posible rabia alarma a vecinos del barrio Mineros
Vecinos llamaron insistentemente a la perrera municipal y nunca llegó. El perro estaba agonizando con vida anoche, esta mañana murió. Su dueño quiere enterrarlo.
LEER MÁS