POLICIAL

Red Uno Bolivia.- La madre que quemó a su hijo con agua hirviendo, declaró ante la Fiscalía que fue un accidente pero irá a audiencia cautelar para que un juez determine su situación y la de su hijo ya que los antecedentes y las evidencias demuestran que hubo lesiones anteriores.

La mujer será imputada por tentativa de infanticidio y violencia intrafamiliar y doméstica y el Ministerio Público ha formado una comisión de fiscales para atender este tema juntamente la Polícía. Sus familiares dijeron que se hizo la denuncia anteriormente a la Defensoría en el D-8 en El Alto pero no hubo respuesta.

El niño de siete años se encuentra internado con severas quemaduras tras la salvaje agresión y necesita cremas y medicamentos. La Policía y la Defensoría de la Niñez investigan antecedentes de violencia anteriores  contra el menor, quien además tenía el brazo fracturado.

También te puede interesar: Joven fue apuñalado por la expareja de su novia en un ataque de celos.

Compártelo en redes sociales