La autoridad departamental enfrenta el proceso junto al Secretario General de la Gobernación de Santa Cruz, Roly Aguilera, por la supuesta compra irregular de 8 camionetas que fueron adquiridas en 2008 para encarar la epidemia de dengue.
La denuncia fue formalizada por la Contraloría Departamental y la Procuraduría General del Estado que demandaron a las autoridades departamentales por los delitos de resoluciones contrarias a las leyes, incumplimiento de deberes, conducta antieconómica, entre otros.
Por su lado, Rubén Costas indicó que su despacho priorizó la vida de los cruceños ante la emergencia del dengue aseverando que en la compra de los vehículos se ahorró dinero a la Gobernación.
Añadió que el objetivo es inhabilitarlo para las elecciones presidenciales de 2019 mediante persecución política.

Compártelo en redes sociales