Me perjudicó mi niñez y adolescencia”, fueron las palabras de la menor (16),  quien apuñaló a su propio padre de sangre, luego que éste intentó abusarla sexualmente después de compartir bebidas alcohólicas en un karaoke de Yapacaní.

La menor hablo con Red Uno y contó el viacrucis que fue su vida desde que tenía 13 años,  cuando comenzó su propio padre a violarla sexualmente. “Me violó y dos veces aborté para él, me compró tabletas”, manifestó la menor abusada, quien producto de esas violaciones quedo embarazada y ahora tiene a un niño de tres años de edad, hijo para su propio padre.

El padre (35) fue dado de alta del hospital y llevado ante un juez por el delito de violación agravada. El Ministerio Público de Yapacaní manifestó que en lo que va del año suman a 201 casos de violaciones sexuales en este municipio, el 80% se da en el hogar.

La menor fue puesta ante un juez por apuñalar a su padre y luego se determinó su libertad bajo medidas sustitutivas a la detención. Ella recibe ayuda psicológica por parte de la Defensoría de la Niñez y Adolescencia de Yapacaní.

Compártelo en redes sociales