El encuentro sucedió en Quito durante la ceremonia de posesión del presidente de Ecuador, Lenín Moreno. En el lugar, la presidenta de Chile Michelle Bachelet y Evo Morales presidente de Bolivia coincidieron pero solo hubo un estrecho de manos, durante el saludo protocolar mas no un diálogo como en días pasados el canciller de Bolivia Fernando Huanacuni dejó abierta la posibilidad de alguna conversación entre los políticos, referente a la situación  de los nueve bolivianos que se encuentran detenidos en una cárcel de Chile.

 

Desde Quito, Evo Morales mandó un mensaje a los dos militares y siete funcionarios de la aduana nacional que aún permanecen con detención en una cárcel de Chile desde hace 67 días.

“A los nueve hermanos detenidos en Chile: No están solos, pase lo que pase, con la lucha y unidad del pueblo, pronto los liberaremos”, señaló Morales en su cuenta de Twitter.

Pero solo horas antes de que la Fiscalía chilena y la Defensa de los bolivianos llegaran al acuerdo de un proceso abreviado que permitirá su expulsión del territorio chileno.

 

Compártelo en redes sociales