POLICIAL

Red Uno Bolivia.- Luego que se produjo una gresca entre el chofer de un trufi de servicio público y súbditos de nacionalidad colombiana, quienes cobraban una deuda al conductor del vehículo, el grupo de inteligencia DACI de la Fuerza Especial de la Lucha Contra el Crimen (FELCC), llegaron apuntando con arma de fuego a los colombianos y a la dueña de la empresa, María René Kandal, en la que estos trabajan, los enmanillaron y los trasladaron a la policía.

Sin embargo, horas más tarde, la mujer fue dejada en libertad y dijo a Red Uno de Bolivia, que su empresa no es una casa de préstamo sino una empresa de electrodomésticos y lo único que hacían era cobrar una deuda.

“Él se había perdido desde el mes de agosto y debía cuotas de un electrodoméstico, por eso se le cobró”, dijo Kandal, quien fue dejada en libertad.

Mostrando los hematomas de sus manos, la propietaria de la empresa de electrodomésticos, dijo que fue tratada violentamente por los funcionarios del DACI quienes les apuntaron con arma de fuego sin permitir que expliquen la situación.

“Me enmanillaron de manera brusca, tengo hematomas en las manos. El DACI no presentó nada en contra mía. Nos maltrataron”, dijo María René Kandal quien hará una denuncia formal en contra del chofer del trufi.

También te puede interesar: La policía anuncia querella contra analistas y abogados en caso Eurochronos

Compártelo en redes sociales