NACIONAL

Red Uno Bolivia.- El expresidente Carlos Mesa declaró este martes ante la comisión paralela opositora que indaga el caso Lava Jato y aseguró que está dispuesto a que las autoridades revisen su historial de movimientos financieros. Además, exteriorizó su plena confianza en los ministros que designó en su gestión y pidió se investiguen las tres fases del proyecto Camargo Correa y “no sólo uno”.

Mesa, bajo esa premisa, busca descartar vínculos con los supuestos sobornos que constructoras brasileñas como Odebrecht o Camargo Correa, se presume, pagaron a funcionarios bolivianos para edificar la carretera Roboré – El Carmen y por lo cual el Gobierno lo puso en la mira.

La cláusula suspensiva establece que si tú no cumples esa cláusula el contrato no entra en ejecución (…) Bolivia no pudo pagar ese 20% que tenía que pagarse y la cláusula suspensiva entró en efecto”, dijo Carlos Mesa a la comisión.

Dijo que todos los desembolsos para la ejecución de esa carretera se ejecutaron durante el gobierno de Evo Morales y quien recibió la carretera terminada fue el presidente Evo Morales, manifestó Carlos Mesa quién añadió que ni en su gobierno, ni en el de Rodríguez Veltzé, no se utilizó ni un centavo de los 600 millones de dólares del crédito brasileño.

También te puede interesar: Carlos Mesa y la embajada de EEUU desmienten a Evo Morales.

Compártelo en redes sociales