NACIONAL

Red Uno Bolivia.- El ministro de Gobierno, Carlos Romero se retractó de las declaraciones hechas en torno a la muerte de Jonathan Quispe, estudiante de la Universidad Pública de El Alto (UPEA), y anunció que el verdadero responsable del asesinato fue un Subteniente de la Policía, identificado como Cristian Casanova Condori.

Ofrecemos disculpas, fuimos inducidos a un error. Nunca negamos información a los medios pero ustedes saben que en el marco de la investigación se generan hipótesis“, declaró Romero en conferencia de prensa.

También le puede interesar: Plataformas estudiantiles piden esclarecer muerte de estudiante

El titular del Gobierno había informado que el proyectil -una canica- provenía seguramente del lado de los mismos estudiantes que protestaban en demanda de más presupuesto. Sin embargo luego de que el Fiscal General anunciara una nueva investigación por parte del Ministerio de Gobierno, el Instituto de Investigaciones Forenses (IDIF) determinó en un nuevo informe, que “el disparo salió de una escopeta” y no de un tubo de cartón (pausa o cohete) como se lo había señalado en un principio.

Casanova Condori fue presentado este jueves en conferencia de prensa ofrecida en conjunto por la Policía y el ministerio de Gobierno, donde Romero resaltó “que se debe prevalecer los derechos y las garantías de las personas” y que se los comandantes deben “recomendar a su personal que está terminante prohibido usar armas de fuego”.

 

Compártelo en redes sociales