NACIONAL 

Red Uno Bolivia.- La Iglesia Católica salió a la palestra y cuestiona las condiciones carcelarias del país a lo que el MAS respondió alegando que “los obispos tienen doble moral y doble discurso y hablan del dinero recaudado por ellos que debería ir en ayuda de los presos del país” o abrir talleres en las cárceles, afirmó Víctor Borda, diputado masista, quien pide a la iglesia programas de reinserción de los detenidos, pero ahora ni a dar misa quieren ir.

Por su parte, opositores dicen que el problema no es culpa de la Iglesia sino por política de Estado para encarar este tema a nivel nacional sobre el régimen penitenciario y mejorar las condiciones de los reos y la infraestructura que desde hace tiempo viene afectado por el hacinamiento y la falta de condiciones básicas.

También te puede interesar: Policía tomó el control de Palmasola y 20 reos serán trasladados a otras cárceles.

Compártelo en redes sociales