NACIONAL.

Red Uno Bolivia. – La Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC), detuvo los trámites de certificación de operaciones de Lloyd Aéreo Boliviano (LAB) en su segunda fase, al rechazar sus estados financieros, por falta de respaldos sobre el patrimonio de la empresa. La DGAC informó que la empresa no demostró solvencia financiera, y no acreditó un representante legal, además de afrontar una deuda de 150 millones de dólares y procesos de expropiación, deudas a las AFP y beneficios sociales.

Ante la paralización, Orlando Nogales, Gerente de la nueva empresa privada LAB, señaló que, para saldar la deuda y poder operar, considera vender los terrenos del aeropuerto El Trompillo, valuado en aproximadamente 280 millones de dólares. Afirmo que El Trompillo, es uno de los 27 aeropuertos que serían de propiedad de la empresa.

“Nosotros pensamos llegar a un acuerdo en el que se haga la expropiación correspondiente y pague el Estado boliviano por el aeropuerto El Trompillo o, caso contrario, como es un centro de la ciudad, vamos a proceder a la venta porque hay mucha demanda de terrenos”, señaló Nogales.

El director general de la DGAC, Celier Aparicio, rechazó la afirmación de que El Trompillo pueda ser comercializado, ya que de acuerdo a la ley 8019 y la propia Constitución Política del Estado todos los sistemas aeroportuarios son de dominio del Estado.  Por lo que pide a la aerolínea que sustente su afirmación junto a sus estados financieros.

También te puede interesar: Morales participa en la XV Cumbre del ALBA por la “defensa de Venezuela”

Compártelo en redes sociales