NACIONAL

Red Uno Bolivia.- A sus 88 años el exdictador, Luis García Meza, falleció al amanecer del domingo en el hospital militar de Cossmil, en la ciudad de La Paz, donde sufrió cuatro ataques cardíacos que no permitieron a los médicos salvarle la vida, informa Notivisión La Paz.

El  cuadro clínico del exdictador se vio complicado desde las 5 PM del  sábado. Sus familiares retiraron el cuerpo del hospital para trasladarlo a su velorio en la catedral Castrense de Irpavi; su hija, mediante un mensaje enviado por redes sociales, preguntó si su padre no tiene derecho a morir.

Por sus parte, el abogado de García Meza, Frank Campero, reveló que el exdicatador dejó dos cartas póstumas, una  dirigida a su familia y la otra dirigida a la opinión pública. En la segunda, se refiere  al golpe de Estado del 17 de julio y básicamente reivindica su inocencia ante la muerte del exlíder socialista Marcelo Quiroga Santa Cruz y a las acusaciones de corrupción en su contra.

Recordemos que Luis García Meza Tejada fue presidente de facto en 1980 tras derrocar a Lydia Geyler Tejada; fue obligado a dimitir por corrupción y presunta complicidad con el narcotráfico y entregó la presidencia de la república a una junta de generales, que nombró a Celso Torrelio presidente de la nación; luego fugó de la justicia y escapó del país en 1989 y fue encontrado en Brasil 1994. En el año de 1995 volvió al país luego de ser extraditado y fue sentenciado a 30 años de cárcel sin derecho a indulto pero pasó un tercio de su condena en la sala de un hospital.

También te puede interesar: Morales posesionó “Comisión de la Verdad” para investigar la dictadura.

Compártelo en redes sociales